Las enfermedades neuromusculares son un grupo extenso de patologías que afectan al nervio, unión neuromuscular o músculo. Son muy variadas, aunque la mayoría de ellas suelen cursar con pérdida de fuerza y algunas de ellas con trastornos sensitivos.

La esclerosis lateral amiotrófica, conocida como ELA es una enfermedad que afecta al sistema motor y de manera progresiva los pacientes pierden fuerza y masa múscular. Típicamente presentan fasciculaciones (como saltos en los músculos). No tiene afectación sensitiva ni de los esfunteres o del movimiento de los ojos.

La miastenia gravis es la enfermedad más frecuente que afecta a la unión neuromuscular. Se caracteriza clínicamente por la fatigabilidad con un predominio importante de los síntomas oculares. El paciente se suele cansar con los movimientos repetidos, ver doble tener ptosis (párpado caído), dificultad para hablar, tragas,…

Las polineuropatías son un grupo de enfermedades que se caracterizan por la afectación de los nervios, habitualmente de manera simétrica con sensación de hormigueo (como en calcetín y posteriormente en guante) y pérdida de fuerza. En este grupo de enfermedades es fundamental el realizar un diagnóstico precoz sobre la causa y tratarlas adecuadamente.

Una forma especial de polineuropatía, por su rapidez de instauración, es el síndrome de Guillain-Barré. Es un cuadro habitualmente grave que suele cursar con pérdida de fuerza y sensación de inestabilidad y hormigueo que asciende desde los pies a las rodillas. Este cuadro progresa en horas ó días puediedo afectar a la musculatura respiratoria. Un diagnóstico precoz y el tratamiento con inmunoglobulinas y si progresa el paciente en la UCI es fundamental para que la enfermedad deje de progresar.