Los trastornos del movimiento incluyen un grupo de enfermedades en las cuales se altera  la forma y la velocidad de los movimientos corporales. El trastorno motor puede ser la única manifestación clínica de la enfermedad o formar parte de un grupo de síntomas neurológicos más complejos.

Habitualmente los dividimos en dos grandes grupos:

  • Trastornos del movimiento hipocinéticos: caracterizados por una pobreza o lentitud del movimiento que llamamos técnicamente hipo o acinesia.
  • Trastornos del movimiento hipercinéticos: se caracterizan por un exceso de movimiento o movimientos anormales involuntarios.

    La enfermedad de Parkison es una enfermedad neurodegenerativa que se incluye dentro de las hipocinéticas. Cursa fundamentalmente con enlentecimiento, rigidez de las extremidades y temblor cuando los miembros están en reposo.  Actualmente disponemos de mútiples fármacos para su tratamiento y se puede conseguir durante muchos años que los pacientes hagan una vida normal. En ocasiones el parkinsonismo es inducido por fármacos y se debe valorar, esto es frecuente con el flatoril, neurolépticos y algunos tratamientos del vértigo

    La siguiente guía tiene consejos útiles para los pacientes con enfermedad de parkinson. Para más información podemos bajar estos consejos sobre la enfermedad de Parkinson.
    Otros trastornos que cursan con parkinsonismo son la parálisis supranuclear progresiva, la atrofia multisistema, la demencia con cuerpos de Lewy o la degeneración corticobasal.

    • Dentro de las hipercinéticas incluímos muchas variedades de alteraciones del movimiento como:

      • Temblor: es un movimiento oscilatorio rítmico de una parte del cuerpo debido a contracciones rítmicas de músculos agonistas y antagonistas. Puede ser debido al estrés o a enfermedades como el parkinson, el temblor esencial o del cerebelo.
      • Distonía: Es una contracción muscular involuntaria que nos hace adoptar posturas anómalas o cerrar los ojos, con toxina bolulínica los pacientes mejoran mucho.
      • La corea: es como un baile conmovimientos irregulares, impredecibles, abruptos y breves que cambian de una zona corporal a otra de forma aleatoria. Puede ser por la enfermedad de Parkison y su tratamiento o por enfermedades graves.
      • Balismo es un movimiento involuntario como de lanzar objetos o dar patadas. Su comienzo brusco o de un lado es un motivo para ir a urgencias lo antes posible.
      • Los tics son frecuentes y consisten en movimiento repetitivos habitualmente breve que los podemos evitar pero generan ansiedad.
      • Mioclonías: son movimientos bruscos, rápidos, muy breves y de amplitud variable causados por contracciones musculares. Pueden ser normales, debidas a enfermedades neurológicas graves o problemas del hígado, riñón o pulmón.
      • Las piernas inquiertas son una sensación desagadable que cede cuando movemos las piernas o andamos. Es frecuente y tiene tratamiento.