Los problemas de visión son frecuentes en la población general, los que son debidos a alteraciones neurológicas los incluímos dentro del termino patología neurooftalmológica.
Los dividimos en una serie de alteraciones por los síntomas que nota el paciente:
  • Diplopia o visión doble
  • Pérdida de visión en uno o ambos ojos
  •       Brusca
    Progresiva
  • Alteraciones en las pupilas (anisocoria)
  • Caída del párpado o ptosis

En la visión doble (diplopia) es fundamental saber si el paciente la tiene al mirar con los dos ojos pero al taparse cualquiera de los dos desaparece, que suele ser debida por trastornos neurológicos, de la que permanece al taparse uno de los ojos que suele ser oftalmológica.

Las causas de visión doble de origen neurológico son muy variadas, desde problemas paréticos (por pérdida de fuerza o falta de activación de los músculos que mueven los ojos) o restrictivos (fibrosis o lesiones que impiden que se desplace el ojo. La diplopia, aunque puede ser debida a alteraciones leves, en ocasiones es la expresión de enfermedades graves y es recomentable la evaluación por un neurólogo lo antes posible. Enfermedades como laesclerosis múltiple, la miasteniahipertensión intracraneal pueden debutar con visión doble.

Uno de los cuadros neurológicos más importantes y urgentes es la pérdida de visión por uno o por los dos ojos. Puede ser debida a múltiples causas y es fundamental la realización de un diagnóstico precoz que en ocasiones puede evitar la pérdida de visión o que el paciente empeore o asocie otros déficit.

Dentro de los cuadros que producen pérdida de visión en los jóvenes está la esclerosis múltiple, pudiendo ser de debut o la enfermedad de Devic. En ambas es importante un diagnóstico temprano. En pacientes con factores de riesgo se puede producir un infarto en la región anterior del nervio óptico que se conoce como neuropatía óptica isquémica anterior (NOIA). En ocasiones las NOIA son expresión de una arteritis de la temporal y el tratamiento adecuado y precoz cambia el pronóstico de los pacientes.

Aunque parezca algo banal la alteración en las pupilas (anisocoria) puede ser la expresión de enfermedades graves. En estos casos se debe evaluar al paciente, incluso hacer test o pruebas para descartar patología tan grave como lesiones en las arterias que llevan la sangre al cerebro.

La caída del párpado o ptosis es otro sintoma que puede ser de alarma o debut de enfermedades tan graves como la miastenia